eldiario.es

9

¿Puede un partido blindarse al fraude y a la corrupción?

El Partido por Un Mundo más Justo (M+J), Equo y el movimiento social Plan Biko crean el Sello Vasco de Calidad Política, que se otorgará a las formaciones políticas que cumplan con las exigencias de transparencia, democracia interna y blindaje a las corruptelas.

De izquierda a derecha; Xabier Iglesias (Equo Araba), Alejandro Plan (Partido M+J) y Javier Goikoetxea (Plan Biko).

De izquierda a derecha; Xabier Iglesias (Equo Araba), Alejandro Plan (Partido M+J) y Javier Goikoetxea (Plan Biko).

Publicidad de retribuciones producidas en el partido bajo cualquier concepto; publicidad del patrimonio del partido; trabajar con banca ética un mínimo del 75%; no tener fondos en paraísos fiscales; declaración jurada de que no hay dinero oculto.......Estas son algunas de las condiciones que los partidos políticos deberán cumplir para lograr el Sello Vasco de Calidad Política. ¿Hay algún partido que las cumpla en estos momentos? Para comprobarlo, el Partido Por un Mundo más Justo (M+J), Equo y el movimiento social Plan Biko (que trabaja para promocionar la economía del bien común) han creado el Sello Vasco de Calidad Política, un marco en el que reconocer, mediante determinados criterios, a las formaciones políticas que cumplan exigencias de transparencia, democracia interna y blindaje al fraude y a la corrupción.

Los tres partidos acaban de presentar su iniciativa, cuyos trabajos se remontan al pasado mes de junio. Ahora, a lo largo de este mes de diciembre los dos partidos y el Plan Biko han alcanzado un consenso sobre los requisitos que debe reunir el sello. Lo único que está pendiente es elegir una consultora externa para ejecutar la auditoría anual de requisitos; decidir cómo auditar algún requisito y publicar la plataforma web del sello. A mediados de 2014 terminará la fase de diseño y a partir de ese momento se invitará a todos los partidos políticos a certificarse. El objetivo es que a finales de 2014 el sello se encuentre a pleno rendimiento.

El sello se compone de varios capítulos: financiación y cuentas transparentes (donaciones condicionadas, no se aceptan donaciones de empresas, trabajar con la banca ética, endeudamiento controlado....); democracia interna (elección de los cargos mediante primarias y listas abiertas...); corrupción (no incluir en listas a encausados, publicación del patrimonio de cargos electos, no duplicidad de cargos remunerados...); relación con fundaciones y asociaciones y actividad política (gastos de campaña, cumplimiento del programa electoral,democracia directa).

Problemas de los partidos

Alejando Plans, representante de M+J, señala que el Sello de Calidad Politica es más necesario que nunca debido a los problemas de credibilidad que sufren los partidos. "¿Qué problemas tienen? Obedecen a poderes no democráticos, al poder financiero, a empresas, personas poderosas. ¿Por qué? Pues por deudas económicas, mercadeo y favores políticos".

También "asumen responsabilidades los más enchufados no los mejores. La persona que ostenta un cargo hace de la política su modo de vida, perpetuándose en el puesto lo más posible y pudiendo atender a intereses personales". Los partidos "mantienen el apoyo moral y económico de imputados y condenados, son muy condescendientes con asuntos de corrupción. No persiguen la corrupción preventivamente y su relación con fundaciones y asociaciones es poco transparente".

El gasto electoral es "desproporcionado" y fundamentalmente, "no tienen palabra". "Incumplen su programa", añade Plans, "sin otra consecuencia que perder votos en las próximas elecciones. Aplican disciplina de voto con sus cargos electos, eliminando cualquier oportunidad de plantear otros puntos de vista alternativos y no someten a votación popular ninguna decisión importante".

Las consecuencias de estos problemas son que la mayoría de partidos políticos, aunque manifiestan "voluntad" de cumplir con su palabra, en realidad "no disfrutan de capacidad real" de hacerlo. "Hoy, un grupo de poder del PP, de unas cincuenta personas tan solo, controla toda la acción del Gobierno de  todo un país".

Plans confía en que esta presión pueda ayudar a los partidos grandes a ser más transparentes. "Es una cuestión de integridad y paciencia. El día que tengamos un concejal o un parlamentario se podrá mirar a la sociedad de frente y decirle que no tenemos deudas y que trataremos de cumpir todo lo que decimos. Cuando te abras a la sociedad de forma transparente, la sociedad se empodera. Cuando haces ocultismo solo puedes gastarte una millonada en una campaña electoral y lo peor es que funciona. Internet ha permitido que la ciudadanía se empodere y eso ha puesto nerviosos a los grandes partidos".

Por su parte, Javier Goikoetxea, del Plan Biko, asegura que la solución a todos los problemas que arrastran los partidos empieza "por la recuperación de los valores, que se han aparcado por el egoísmo. Se ha perdido la perspectiva y, simplemente, gana el mal al bien". Por eso, lo fundamental, según Goikoetxea, es "la calidad humana de los políticos. El sello es una herramienta para sacarnos la foto y que nos veamos tal cual somos. Es la hoja de ruta".

Desde Equo, Xabier Iglesias describe a su partido como "un partido de ciudadanos, una cooperativa política que trabaja por ideas nuevas. Vamos a hacernos una foto de calidad y es lo que pedimos a los demás, que sean transparentes. No vamos a tener miedo en certificarnos".

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha