La Plataforma de la Mezquita de Córdoba cuestiona el cierre al turismo del monumento mientras los museos abren

Interior de la Mezquita-Catedral de Córdoba.

La Plataforma Mezquita Catedral ha cuestionado el actual cierre del monumento por motivo de la Covid-19. En una nota, recuerda que el pasado 11 de noviembre la Mezquita Catedral de Córdoba y el Patio de los Naranjos cerraban sus puertas a la visita sin fecha de reapertura tras una reunión capitular del Cabildo catedralicio y “atendiendo a la recomendación de las autoridades sanitarias”. A pesar del cierre de la visita, el Cabildo sí ha mantenido abierta desde entonces la actividad litúrgica en la Catedral y en la Parroquia del Sagrario, como ha publicado Cordópolis.

El Defensor del Pueblo andaluz aboga por la gestión compartida de la Mezquita de Córdoba

El Defensor del Pueblo andaluz aboga por la gestión compartida de la Mezquita de Córdoba

La Plataforma Mezquita Catedral plantea qué circunstancias han cambiado ahora, cuando el pasado 26 de mayo el monumento fue el primero de ámbito nacional en abrir sus puertas con la entrada de la provincia de Córdoba en la Fase 2 de la desescalada durante el ya concluido estado de alarma por la pandemia de Covid-19. En aquel momento, por la ausencia de movilidad interprovincial, la Mezquita solo era visitable por personas que viven en la provincia de Córdoba, tal y como ocurre ahora.

Entonces, el pasado mayo, la portavocía del Cabildo hablaba de “momento oportuno” para que pudieran ir los cordobeses, se afirmaba que “Córdoba es segura y la Mezquita Catedral también lo es” y que se había realizado “un esfuerzo importante” en limpieza y desinfección. “Resulta extraño comprobar que este esfuerzo ya no merece la pena ahora, con el perjuicio que este cierre provoca en los empresarios y hosteleros de la zona, además del faro que el monumento significa para el pueblo de Córdoba también en tiempos de pandemia y con una caída de los visitantes”, indica la plataforma.

Por otro lado, aseguran, también llama la atención el hecho de que Medina Azahara, el otro gran monumento omeya de Córdoba, no haya cerrado sus puertas desde que las volvió a abrir tras el estado de alarma el pasado junio. El conjunto arqueológico está gestionado por la Junta de Andalucía, la administración autonómica que tiene transferidas las competencias sanitarias y que dicta las recomendaciones en este ámbito, administración que tampoco ha cerrado desde que se reabrieron el resto de monumentos que gestiona en la ciudad: el Museo de Bellas Artes, la Sinagoga y el Museo Arqueológico.

La Alhambra, abierta

Por su parte, la Alhambra ha reabierto sus puertas este martes a la visita pública después de tres semanas sin recibir visitantes por las restricciones aplicadas en la provincia de Granada para frenar el coronavirus y lo ha hecho con un aforo limitado al 65%. La suspensión por parte de la Junta de Andalucía de toda actividad no esencial en la provincia granadina, cosa que no ha ocurrido en Córdoba, obligó al monumento a cerrar a la visita pública el pasado 10 de noviembre. El monumento nazarí ha vendido más de 500 entradas para la primera semana de diciembre en sus primeras horas reabierto.

La Plataforma Mezquita Catedral vuelve a poner sobre la mesa la urgente necesidad de dotar al conjunto monumental de un Plan Director que estipule un marco regulatorio claro para su gestión y frene de una vez por todas la "caprichosa administración" del edificio por parte del Cabildo catedralicio, empeñado desde hace años en arrinconar los valores andalusíes del templo contraviniendo los principios reconocidos en la declaración de Patrimonio Mundial de la Unesco.

Etiquetas
Publicado el
2 de diciembre de 2020 - 18:39 h

Descubre nuestras apps

stats