La Generalitat rechaza el recurso sobre la caducidad del plan del nuevo estadio y el Valencia CF decide si lo judicializa

Lay Hoon, presidenta del Valencia CF, entrega la camiseta del equipo firmada por los jugadores al presidente Ximo Puig en una imagen de archivo.

El Valencia CF deberá decidir en los próximos días si lleva nuevamente a los juzgados al Gobierno valenciano. El pleno del Consell tiene previsto dar cuenta este viernes de la desestimación del recurso de reposición presentado por el club el pasado 1 de septiembre contra la caducidad anticipada de la Actuación Territorial Estratégica (ATE) del nuevo estadio.

Este recurso agota la vía administrativa y, al ser rechazado, a la entidad deportiva tan solo le queda la vía judicial mediante un contencioso administrativo, como ya hizo cuando recurrió judicialmente la denegación de la prórroga para cumplir con el plan urbanístico.

Según ha podido saber elDiario.es, la Conselleria de Política Territorial vuelve a incidir en su escrito de denegación en que los retrasos en el cumplimiento de la ATE son responsabilidad del promotor, es decir, del Valencia CF, tal y como refleja también el dictamen del Consell Jurídic Consultiu (CJC).

Sobre el novedoso argumento esgrimido por el club en el que afirmaba que el plazo legal para declarar la resolución anticipada y la caducidad de la ATE es de tres meses, a contar desde el 19 de noviembre de 2021, fecha del acuerdo de inicio de caducidad y resolución de la ATE, de conformidad con el artículo 21 de la Ley 39/2015, la resolución de Territorio afirma, en la línea de lo esgrimido también por el CJC, que en este caso se aplica un plazo de 8 meses al tratarse de un tema urbanístico. Por lo tanto, la caducidad de la ATE aprobada en el pleno del Consell del pasado 26 de julio estaría dentro de ese plazo de 8 meses y sería perfectamente legal.

Tal y como avanzó eldiario.es, el acuerdo de caducidad de la ATE adoptado por el pleno del Consell establece el mantenimiento de las ventajas urbanísticas que otorgaba el convenio (40.000 metros cuadrados de suelo terciario en el viejo Mestalla y otros 40.000 en el nuevo) siempre y cuando se alcanzara un acuerdo con el Ayuntamiento de València en cuanto a las características del coliseo, los plazos y las garantías.

Ene estos momentos, el Ayuntamiento está en proceso de redacción de un convenio que establezca el nuevo marco jurídico y las condiciones que el club deberá asumir con respecto al nuevo estadio si quiere reactivar las obras y mantener los beneficios urbanísticos.

Entre esas condiciones figura que el aforo del estadio debe llegar a 70.000 espectadores, aunque finalmente podría haber acuerdo cercano a la última propuesta del club que contemplaba 66.000 ampliables a 70.000, siempre y cuando se garantice un aforo neto de al menos 60.000 para poder acoger las semifinales del Mundial de Fútbol de 2030.

Mundial 2030

La denegación del recurso en el pleno del Consell se producirá, así, el mismo día en que se haga oficial ante la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) la candidatura de València como una de las posibles sedes del Mundial de 2030, si finalmente resulta elegida la candidatura de España y Portugal para organizar el evento.

Como avanzó elDiario.es, entre los requisitos que establecen la RFEF y la FIFA figura la exigencia de que al menos el 75% del consumo energético de los estadios sea sostenible. En el caso del Valencia CF, está previsto que la cubierta del coliseo de la avenida de las Corts Valencianes incluya placas fotovoltaicas, para lo que el club ya está buscando una compañía que financie la infraestructura a cambio de quedarse con la explotación durante un plazo de tiempo determinado.

Además, como sede del Mundial, el nuevo Mestalla deberá incluir una iluminación del terreno de juego de un mínimo de 2.000 luxes preferentemente en led.

El estadio deberá estar disponible para disputar partidos cada tres días, si fuera necesario, durante el Campeonato del Mundo y deberá estar disponible sin reserva de espacios (sin museos, tiendas, oficinas, palcos VIP) un mes antes del inicio de la competición.

En cuanto al transporte público, se garantizará las 24 horas entre el aeropuerto, el estadio y el centro de la ciudad los días de partido y posteriores a cada partido y se procurará proporcionar transporte publico gratis para espectadores en posesión de entrada y para personal acreditado, incluido voluntarios.

Además, la ciudad se compromete a incluir una oferta mínima de plazas hoteleras en función del aforo del estadio. Para un campo de un mínimo de 60.000 espectadores, se debe habilitar un total de 18.000 plazas: 1.500 de ellas de cinco estrellas gran luxe, 2.000 de cinco estrellas, 4.000 de cuatro estrellas, 4.000 de tres estrellas y 6.000 de alojamientos turísticos. En todos los casos se deben garantizar unos precios máximos por día y habitación que se actualizará según IPC en el año 2030.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats