Protocolos de seguridad y campañas de vacunación: las claves de la lucha de las residencias contra la COVID

Trabajadores de Clece.

Un año después del inicio de la pandemia, no se ha registrado ningún caso positivo en las residencias gestionadas por Clece en los últimos días. De hecho, la empresa ha conseguido mantener desde el inicio de la pandemia a 18 de sus 66 residencias gestionadas de forma integral en el territorio nacional libres de COVID desde el inicio de la pandemia.

Todo ello ha sido posible gracias a los estrictos protocolos de seguridad aplicados por Clece desde el inicio de la crisis sanitaria, así como a la campaña de vacunación, que se encuentra en una fase muy avanzada en todas sus residencias. 

“La campaña de vacunación nos está permitiendo ver luz al final del túnel. Ha sido un año muy duro para todos, pero hemos de reconocer y agradecer el trabajo de los profesionales de residencias de Clece, gracias a cuyo compromiso y esfuerzo hemos podido salvar muchas vidas. Nuestras residencias han estado muy protegidas y hemos puesto todos los recursos para tratar de minimizar el riesgo al máximo, gracias a todos los protocolos implementados desde el inicio de la crisis sanitaria”, ha señalado Cecilia Almuiña Tojo, Directora de salud y bienestar de Clece. 

Estrictos protocolos y test masivos, la clave para la neutralización del virus

Clece ha implementado en sus residencias protocolos exhaustivos y medidas de prevención y contingencia para garantizar la salud y seguridad de trabajadores y usuarios que cuentan con el “certificado de protocolos de actuación frente a la COVID-19” por parte de la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR). Entre las medidas que contemplan estos protocolos, además de proveer de EPIs a todo el personal, se encuentra la realización de pruebas PCR de forma mensual a todos los trabajadores gracias a la adquisición de máquinas propias de test PCR que permiten conocer el resultado en tan solo 20 minutos. Hasta el momento se han realizado más de 200.000 tests a trabajadores y usuarios. Por otro lado, se realizan test rápidos previos al acceso de visitas externas a los residentes como medida de prevención. 

En cuanto a la convivencia en los centros, se han creado grupos reducidos o burbuja de ancianos y trabajadores para evitar la rotación del personal y la concentración de personas en espacios limitados.

Los protocolos contemplan, además de la implementación de sensores de calidad del aire que miden la concentración de CO2, un refuerzo en la limpieza e higienización de los centros. Para ello, Clece dispone de un sistema de limpieza hospitalaria para asegurar la desinfección preventiva. Dicho sistema emplea cañones de ozono y el robot Xenex, que utiliza tecnología de desinfección por luz ultravioleta capaz de eliminar la COVID en un 99,99 por ciento en tan solo dos minutos.

Etiquetas
Publicado el
8 de marzo de 2021 - 16:49 h

Descubre nuestras apps

stats