Los grupos del Botánico acuerdan una subida del impuesto de Patrimonio y el IRPF a rentas altas y más desgravaciones por alquiler

Fran Ferri, Manolo Mata, Ximo Puig y Naiara Davó.

Dos meses después de poner la cuestión sobre la mesa, PSPV, Compromís y Unides Podem han llegado a un acuerdo sobre la reforma fiscal. Los socios firmantes del Acuerdo del Botánico han pactado retocar el tramo autonómico de impuestos como el IRPF, publicar las listas de morosos y defraudadores de la Agencia Tributaria y aumentar el impuesto de Patrimonio que pagan 21.000 contribuyentes en la Comunitat Valenciana, con bienes superiores a los 600.000 euros, como ya adelantó elDiario.es.

Los partidos del Botánico han cerrado el acuerdo este miércoles después de varias reuniones y se materializará con enmiendas a la Ley de Medidas Fiscales, también llamada Ley de Acompañamiento a los Presupuestos. Compromís y Unides Podem llevaban semanas insistiendo en la introducción de nuevos tramos del IRPF para rentas altas y algunas medidas de fiscalidad verde, unas cuestiones a las que el PSPV se resistía. Finalmente, y tras un encuentro con responsables de Hacienda para evaluar la propuesta fiscal, la mayoría parlamentaria ha acordado la introducción de dos tributos, la subida de impuestos a rentas altas y el aumento de algunas desgravaciones.

En concreto, la reforma fiscal del Botánico prevé dos nuevos tramos del IRPF para las rentas superiores a 140.000 y 175.000 euros, con los porcentajes aún por concretar. Sobre el impuesto de Patrimonio, a propuesta de Unides Podem, se rebajará el mínimo exento a 500.000 euros -ahora es de 600.000, sin incluir la primera vivienda- y se aumentará en los tramos superiores, con una figura para los patrimonios de más de 10 millones de euros. El síndic socialista, Manolo Mata, abogaba por una figura para los "super ricos", que se materializa en esta propuesta. “Seguimos en la senda iniciada con la reforma fiscal de 2017, que convirtió a nuestro sistema fiscal en el más progresivo de España”, ha explicado el portavoz socialista, que ha confiado en sumar a otras fuerzas. El acuerdo incluye un aumento en las desgravaciones de alquiler -que pasa del 15% al 20%- se incluyen desgravaciones para víctimas de violencia machista y la introducción de la desgravación por instalaciones de autoconsumo en los hogares para fomentar las energías limpias.

La propuesta también aterriza dos tributos en los que trabajaban la conselleria de Transición Ecológica, de Compromís, y la de Vivienda, de Unides Podem. En primer lugar, se grava a las centrales de producción energética en función de las emisiones contaminantes; en segundo, a los grandes tenedores de viviendas desocupadas, siguiendo los términos que prevé la Ley de Función Social de la Vivienda. Se introducirá su creación en la Ley de Acompañamiento, aunque el desarrollo normativo dependerá de ambas conselleries.

"Con este acuerdo hemos logrado que las grandes fortunas arrimen el hombro junto al resto de la sociedad valenciana", expresaba la portavoz de Unides Podem, Naiara Davó, mientras que el síndic de Compromís, Fran Ferri, añadía: "Estamos en un momento clave, de reforzar servicios básicos como la sanidad, la educación, las políticas sociales. Nosotros, además de pedir mejoras, decimos de dónde queremos obtener el dinero para pagarlas; de los ricos, de los bancos que tienen miles de pisos vacíos, de las grandes multinacionales que han ganado dinero con la crisis".

Etiquetas
Publicado el
11 de noviembre de 2020 - 22:01 h

Descubre nuestras apps

stats