eldiario.es

9

Dos policías nacionales se llevan a un hombre a comisaría por hablarles en valenciano "cuando los agentes le piden que hable en castellano"

El denunciante, un hombre de Elche, considera que los agentes han incurrido en abuso de poder, detención indebida, agresiones verbales y denuncia falsa por lo que deberán responder en un juzgado de instrucción

La Asociación Cívica per la Llengua El Tempir señala que los policías “han mostrado una ideología clara y manifiestamente contraria a la igualdad lingüística porque, como servidores públicos, han de respetar los derechos de los ciudadanos”

Jafet Pinedo, que fue denunciado por dos policías a los que se dirigió en valenciano.

Jafet Pinedo, que fue denunciado por dos policías a los que se dirigió en valenciano.

Un ilicitano ha denunciado ante la justicia a dos agentes de la Policía Nacional que lo trasladaron a la Comisaría de Elche el pasado 20 de junio tras darle el alto cuando iba en su bicicleta y dirigirse a los miembros policiales en valenciano, por lo que fue recriminado. En el acta de denuncia policial consta que el hombre, de nombre Jafet Pinedo, fue conducido a instancias policiales tras, entre otras cuestiones, dirigirse a ellos "hablando en valenciano, aunque los agentes le piden que hable en castellano”, se puede leer textualmente en el acta.

Los hechos ocurrieron en la noche del día 20 de julio cuando Pinedo, empleado de un restaurante, circulaba con su bicicleta para hacer entrega de un pedido. En un momento de su trayecto por la Avenida de la Libertad, la principal arteria de la ciudad de Elche, se vio obligado a adelantar a dos coches que ocupaban el carril bici y que no mostraban “distintivos policiales”, rememora. En ese instante les recriminó su actitud y les espetó “"En bon lloc esteu" cuando pasó al lado de los vehículos, para continuar la marcha.

Unos metros más adelante, Pinedo recibe el alto de uno de esos dos vehículos del cual se bajan dos hombres. “Mostraron unas placas por las que interpreto que son policías, no dándome una respuesta clara”, señala sobre unos agentes “que iban bastante nerviosos”. “De forma alterada me dicen que deje de hablarles en valenciano, que si estoy provocándoles. Trato de decirles que hablar valenciano no es un elemento de confrontación y que quiero saber por qué me están parando”, explica.

A continuación, y como también consta en el acta policial, Pinedo es acusado de “insultos” a la Policía “cuando se encuentran en una intervención que no tiene nada que ver con el denunciante”, esto es, cuando estaban aparcados en el carril bici. “No es cierto y además, me vi obligado a dejar de hablar en valenciano dada la actitud mostrada con mi idioma”, añade.

Los agentes también especificaron en su escrito que este hombre “se niega reiteradamente a ser identificado”. Explica Pinedo que les comentó que iba con la ropa de trabajo y que no llevaba la documentación encima, pero que les facilitó el DNI y que al instante comprobaron los datos. Según cuenta a eldiario.es, Pinedo les recriminó que se “estaban sobrepasando” cuando le cachearon la mochila que llevaba encima. “Al menos me tenían que pedir permiso”, se queja. “Entre comentarios se ríen de mi y me dicen que no conozco la ley”.

Más tarde, se persona en el lugar otra patrulla, en este caso de la Policía Local, que le vuelve a pedir a Jafet Pinedo que se identifique. “Les digo que ya me han identificado y que me dejen irme a trabajar”, pero siempre según él “vuelven las amenazas” a lo que responde pidiéndoles el número de placa y es cuando “con insultos” lo introducen en el coche policial y lo trasladan a la comisaría.

Allí pasa según él hora y media en una noche “en la que no se veían más detenidos” aunque según el volante acreditativo de identificación de la Policía Nacional había permanecido nueve minutos en las dependencias policiales. “Lo extraño” cuenta, es que además de recoger las denuncias por “negación de la identificación, insultos, interrumpir una actuación policial y por hablar valenciano”, también le hacen entrega de dos denuncias de la Policía Local por no llevar las luces reglamentarias de la bicicleta y por conducción temeraria.

Por todo ello el abogado de Pinedo ha interpuesto una denuncia a los dos agentes de la Policía Nacional a los que acusa de abuso de poder, detención indebida, agresiones verbales y denuncia falsa y que el Juzgado de Instrucción número 5 de Elche tendrá que dirimir en una sesión prevista para el próximo miércoles 24 de julio.  

“Valencianofobia”

Pinedo ha dado a conocer su caso a la Oficina de Derechos Lingüísticos del Gobierno valenciano, dado que el valenciano es lengua oficial en la comunidad autónoma, y a la Associación Cívica per la Llengua El Tempir, cuya junta directiva considera que los agentes de la Policía Nacional “han mostrado una ideología clara y manifiestamente contraria a la igualdad lingüística porque, como servidores públicos, han de respetar los derechos de los ciudadanos”.

Para esta organización fundada en 1994 en Elche se trata de “un nuevo caso” de “valencianofobia intolerable” y “un nuevo atentado a la libertad lingüística el hecho de querer disuadirnos a los valencianos de hacer uso de nuestra lengua”. Asimismo, recuerdan en un comunicado que el artículo 54.11 del Estatuto del Empleado Público “deja bien claro que los cuerpos de seguridad, como funcionarios públicos, deben garantizar la atención al ciudadano en la lengua que lo solicite, siempre que sea oficial en el territorio”.

Por tanto, prosiguen, “las administraciones públicas han de garantizar el cumplimiento de este precepto, sobre todo cuando el artículo 7 del régimen disciplinario del cuerpo de la Policía Nacional considera que es falta muy grave ‘toda actuación que suponga discriminación por razón de origen, racial, o étnico, religión o convicciones, discapacidad, edad, orientación sexual, lengua, opinión, lugar de nacimiento o cualquier otra condición’”.

Por último, El Tempir recuerda que el caso de Jafet no es el único ocurrido en Elche. En 2013, por ejemplo, esta asociación denunció el caso de “discriminación lingüística” que había sufrido en la ciudad Francesc Escortell (antiguo secretario del Bloc de La Vila Joiosa) cuando fue a denunciar a la comisaria el contenido pedófilo de una película que se había descargado su hijo y el policía le dijo que le hablara “en Español”, añadiendo “¡Esto es España!”. Se negó también a que le atendiera otro agente en valenciano.

Dos meses antes, El Tempir se había hecho eco de la denuncia de Paco Muñoz, quien respondió en valenciano a la petición de identificación de un policía que le espetó: “A mi no me hables en el valenciano de los cojones”.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha