eldiario.es

Menú

València aprueba un carril bus en sentido al centro en Navarro Reverter que agilizará 8 líneas

El concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, ha anunciado que las obras tendrán una duración de tres meses e incluirán una marquesina de 20 metros en esta vía.

Los buses entrarán por Navarro Reverter a la plaza Porta de la Mar, donde habrá un intercambiador con dos paradas y quedará como una rotonda de sentido único.

- PUBLICIDAD -
Uno de los nuevos autobuses de la EMT

Un autobús de la EMT

El responsable del área de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, ha informado este viernes de la aprobación del encargo de las obras para la puesta en funcionamiento de un carril bus en la calle Navarro Reverter y un intercambiador en Porta de la Mar que mejore la calidad y la rapidez del servicio que ofrece la EMT en esa zona de la ciudad y favorezca el acceso al centro de la ciudad en transporte público.

También ha comunicado que el próximo lunes la comisión de Urbanismo dará luz verde al convenio de adhesión del Ayuntamiento de València al organismo autónomo Autoridad Metropolitana del Transporte de València (AMTV).

Giuseppe Grezzi ha informado, en primer lugar, de la aprobación del proyecto de carril bus en la avenida Navarro Reverter y el intercambiador de autobuses de la plaza Porta de la Mar al que accederán inicialmente ocho líneas de la EMT (seis
diurnas y dos nocturnas).

Este proyecto es necesario para mejorar el acceso al centro de la ciudad en transporte público desde esta zona de la ciudad, así como "la calidad, la regularidad y la eficiencia del servicio que presta la EMT", según ha manifestado Grezzi, que ha informado de que las obras se adjudican a la contrata global de reparación, renovación y mantenimiento de calles y caminos de la ciudad por un importe que, asciende a 443.593,68 euros, IVA incluido, y con un plazo de tres meses para su ejecución.

El proyecto aprobado conlleva la creación de un carril reservado para autobuses públicos de la EMT en Navarro Reverter y la construcción de un intercambiador en la glorieta Porta de la Mar, eliminando los trayectos obligados "que actualmente hacen perder tiempo a los autobuses en sus recorridos, por lo que ahora se va a hacer una mejor articulación, que estaba prevista en el Plan de Movilidad pero que el gobierno anterior no ejecutó, para ser más eficientes y ahorrar recursos".

Grezzi ha señalado que la ejecución de este proyecto incluye la adecuación de los firmes y pavimentos en la zona afectada, la conversión de la glorieta de la Mar en una rotonda de manera efectiva, la adaptación de una isleta en la plaza de América para asegurar el giro de los autobuses, la construcción de una marquesina de 10 metros en Navarro Reverter y otras dos de la misma longitud en Porta de la Mar.

"Las obras se enmarcan dentro de la actuación que viene realizando en los últimos años el Ayuntamiento de València de adecuación, rehabilitación y mejora de los entornos y espacios públicos urbanos", se afirma en la propuesta de adjudicación de un proyecto que "hará más amplia y más cómoda para los usuarios del transporte público la zona afectada, y permitirá cubrir las necesidades de todas las personas que quieran acceder al centro, unos haciendo transbordo en el intercambiado o en los autobuses que irán directamente", ha dicho Grezzi.

El concejal de Movilidad Sostenible ha asegurado que este proyecto "es una medida de calado para mejorar el transporte en la ciudad y ha vinculado su ejecución con la prevista reforma y peatonalización de la plaza de la Reina, "por lo que tenemos la intención de hacer una adecuada sincronización de ambas obras para que tengan la menor afección posible a la ciudadanía".

Una vez ejecutada la obra, los autobuses podrán entrar desde la plaza América hacia la plaza Porta de la Mar por la calle Navarro Reverter, en un carril bus segregeado que irá en dirección contraria al resto del tráfico.

Grezzi no ha aclarado si la creación de este carril supondrá la eliminación del aparcamiento en cordón que hay actualmente en la vía ni tampoco ha podido avanzar la fecha aproximada de inicio de las obras.

Transporte metropolitano

Por otra parte, Giuseppe Grezzi ha informado de que la Comisión de Urbanismo aprobará el próximo lunes el convenio de colaboración entre la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento para la adhesión del municipio de València a la Autoridad del Transporte Metropolitana (AMTV), "organismo autónomo creado el año pasado en el que al Ayuntamiento de València le corresponden cinco miembros en el consejo de administración", como ha señalado Grezzi.

El concejal ha recordado que para la adhesión de València a la citada Autoridad del Transporte Metropolitano era necesario un convenio singular "dado el peso de nuestra ciudad y de la EMT, una empresa municipal totalmente pública y que transporta a más del 50 % de los viajeros del área metropolitana".

También se ha referido a que esta Autoridad Metropolitana del Transporte Metropolitano nace como un organismo autónomo y no como un consorcio, "dada la imposibilidad legal actual de crear consorcios metropolitanos".

Tras la firma de este convenido, el Ayuntamiento delegará en la AMTV las competencias en materia de transporte público regular de viajeros en todo aquello que resulte necesario para el diseño de directrices globales o definición de políticas de coordinación interadministrativa en el ámbito metropolitano, pero continuarán siendo municipales aquellas que afecten exclusivamente al ámbito local de la ciudad de València y su municipio.

"Las competencias serán ejercidas bajo el principio general de la colaboración administrativa, de manera que la acción conjunta de las diversas administraciones tenga como fruto ofrecer al ciudadano un sistema integrado de transportes, tanto en lo referente a la planificación de las infraestructuras y los servicios, como en los aspectos relacionados con la intermodalidad, la información, la tarificación y la coordinación de itinerarios y horarios", se afirma en el texto del convenio.

Como se recordará, el coste la creación de la estructura operativa de la Autoridad Metropolitana de Transporte lo asume la Generalitat Valenciana con una aportación de 14 millones de euros.

En cuanto al sistema de financiación, "la EMT mantendrá como propia la financiación resultante de los ingresos que le aporten los viajeros que hagan uso de la red de autobuses de la empresa mediante títulos propios de este operador de transporte, mientras que la autoridad Metropolitana ATMV ingresará las aportaciones de los usuarios del sistema de transporte por títulos combinados que afecten a más de una empresa, sin perjuicio de las compensaciones que proceda abonar a la EMT como consecuencia de los sistemas tarifarios combinados".

La vigencia inicial de este convenio es de seis años, prorrogables cuatro años más. Grezzi ha recordado que ya existió una entidad metropolitana "que se desmanteló en su día y fue un error".

Ha recordado que el año pasado ya se solicitó una aportación de 38 millones de euros por parte del Estado para el transporte metropolitano, "y este año se han vuelto a reclamar esas transferencias que garanticen el derecho al transporte público en el área metropolitana de València. Ahora es el momento de hacerlas, y ya no pueden alegar ninguna excusa para que no sea así. Queremos una financiación justa para poder dar un servicio de calida"”, ha añadido Grezzi antes de recordar que Madrid y Barcelona han recibido en los últimos años ayudas estatales para el transporte metropolitano de 2.000 millones de euros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha