La combinación de SAD y teleasistencia, clave del futuro del servicio de ayuda a domicilio

Servicio de ayuda a domicilio de la Diputación de Jaén

E.G.

A pesar de que la Ley de Dependencia de 2006 creaba un conjunto de servicios y prestaciones de carácter público destinados a la protección y atención a las personas que, por razones de edad, enfermedad o discapacidad son dependientes de forma permanente, 392.526 personas aún no han comenzado a recibir, o bien, el servicio al que tienen derecho, o bien la valoración de su grado de dependencia, según los últimos datos ofrecidos por la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales.  

Un servicio esencial

Sin embargo, para las personas reconocidas como dependientes que sí reciben la prestación del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD), este resulta eficaz e imprescindible, y por lo tanto, es un servicio esencial para la sociedad y el sentido mismo de la propia ley: lograr que las personas dependientes sean atendidas en su domicilio durante el mayor tiempo posible. Así lo demuestra el alto grado de satisfacción que manifiestan los usuarios, a los que el servicio les permite continuar con su modo de vida sin sufrir el desarraigo, algo especialmente trascendental en los pueblos envejecidos de la “España vacía”.  

Gracias a los auxiliares que las atienden, estas personas pueden asearse, incorporarse, acostarse o recibir aseo y asistencia en su propia cama, cuando es preciso. Y la ayuda en labores como la limpieza del hogar, la comida y la administración de medicamentos, también está resuelta. Además, teniendo en cuenta que entre el 30% y el 50% de las personas mayores está expuesta a las devastadoras consecuencias de la soledad no deseada, el vínculo que se establece entre estas y sus cuidadoras es tanto o más esencial que la ayuda para las actividades básicas o instrumentales de la vida diaria.  

El SAD a distancia: precursor de un servicio de atención personal

Paradójicamente, con la irrupción de la covid, muchas de esas personas solicitaron la baja del SAD por miedo al contagio, al tiempo que la mayor parte de las concejalías o consejerías de Servicios Sociales indicaron evitar el contacto directo en aquellos casos en los que la asistencia presencial no fuera vital.

Clece, la empresa que presta el Servicio de Ayuda a Domicilio a casi 120.000 usuarios en todo el territorio nacional, propuso a ayuntamientos y diputaciones sustituir los servicios presenciales por servicios de teleasistencia, en esos casos de menor vulnerabilidad, y a través de las mismas auxiliares y equipos del SAD que antes los atendían en casa. Esta adaptación del servicio permitió detectar y resolver a tiempo las necesidades que se presentaban y, sobre todo, facilitar un vínculo permanente y de confianza con el exterior, impidiendo el aislamiento de muchas personas mayores.

“El fuerte de este servicio era la confianza personal ya existente entre las auxiliares y las personas a las que atienden”, describe Ángel Mediavilla Heredia, gerente de Servicios Sociales de Clece en la zona noroeste y responsable del servicio de Teleasistencia de la compañía. Con el sí de los organismos públicos competentes, Mediavilla pudo liderar el proyecto con los distintos SAD, para que estos se adaptaran y ofrecieran el nuevo servicio en tiempo récord. Así, se proporcionó lo necesario para que las auxiliares realizaran la atención telefónica desde su domicilio, mientras guardaban el confinamiento.   

El objetivo de la interacción telefónica era doble: “Por un lado, mantener el componente personal de la auxiliar que a través de las conversaciones diarias lograba transferir tranquilidad, seguridad, normalidad a la persona atendida. Por otro, el componente funcional específico del SAD se suplía a través de la identificación de situaciones de necesidad, de la detección de cambios biomédicos y psicosociales significativos, y de cualquier circunstancia ante la que fuera preciso intervenir”, especifica el responsable de Clece.

Las auxiliares de ayuda a domicilio reportaban a sus coordinadoras las incidencias que iban detectando, y que estas iban resolviendo, bien a través de otros recursos y servicios de la empresa, bien trasladando el caso a los Servicios Sociales, que cubrían la necesidad de inmediato.

La estrategia combinada de atención

Mediavilla defiende un enfoque nuevo del Servicio de Ayuda a Domicilio “que supere la atención temporal restringida a la presencia de la auxiliar en el domicilio, enriqueciéndola con la atención y disponibilidad, durante las 24h, propias del servicio de teleasistencia a través de un nuevo servicio de atención personal domiciliaria”, sugiere.

Parece evidente que las necesidades de atención, de compañía, asesoramiento, etc., no se presentan únicamente durante las horas en las que la auxiliar se encuentra en el domicilio del usuario con dependencia, “y para tener una atención 24h no es necesario disponer de un terminal específico, sino de profesionales que dispongan de una información completa y actualizada que permita dar una respuesta óptima y coordinada”, defiende Mediavilla.

Pioneros: el SAD de la Mancomunidad de Cayón

En ofrecer tal respuesta es pionero el SAD de la Mancomunidad de Cayón, cuya responsable, Rosaura González Martínez, extrae conclusiones de la ampliación de los servicios que puso en marcha en febrero de 2020, con la instalación de dispositivos de teleasistencia en los domicilios de los usuarios del SAD que quisieron ampliar la conexión con los auxiliares de Clece.

“Nosotros ya lo estábamos ofreciendo antes de la pandemia. En aquel momento, había usuarios muy reticentes que, durante el confinamiento, sí quisieron solicitar el terminal  y comprobar la efectividad y mejora que supone sobre su SAD ordinario. Sin saberlo, ellos han sido los usuarios más cuidados de Cayón, porque han disfrutado de total conexión y seguimiento con Clece”, revela la jefa de Servicios Sociales de Clece en Cantabria. "Se trata de un Servicio de Ayuda a Domicilio de largo alcance y mayor calidad gracias a la integración de tecnologías propias de la teleasistencia", concluye.

Etiquetas
Publicado el
30 de julio de 2020 - 06:00 h

Descubre nuestras apps

stats